...

Escuelas Criminológicas


ESCUELA POSITIVISTA DE LA CRIMINOLOGÍA:

Explica la criminalidad en la diversidad o anomalía de los autores de comportamientos criminalizados, es decir, tienen teorías patológicas de la criminalidad que se basan en las características biológicas y psicológicas que diferenciaría a los sujetos “criminales” de los individuos “normales”. Los factores del delito son de tres clases: antropológicos, físicos y sociales.

Para Cesare Lombroso, el criminal es nato, es un ser atávico, esto es porque tiene una regresión biológica que se manifiesta en ciertas características físicas tales como la asimetría del rostro o del cuerpo, polidactilia, orejas grandes, etc. Por su parte Enrico Ferri considera al delincuente como un hombre anormal, ya sea por sus anormalidades físicas, psíquicas, hereditarias o bien sean adquiridas. Raffaele Garofalo define al «delito natural» como la ofensa a la piedad y la probidad, sentimientos que integran el consenso moral existente.


Escuela Clásica de la Criminología:

Concibe el crimen como hecho individual, como mera infracción de la ley, lo que le da sentido al delito, sin que sea necesaria la personalidad del autor (mero sujeto activo de esta), ni la realidad social o entorno de aquel, para comprenderlo. Lo decisivo es el hecho mismo, no el autor. Su premisa iusnaturalista la conduce a referir el origen del acto delictivo a una decisión <> de su autor, incompatible con la existencia de otros factores o causas que pudieran determinar el comportamiento de éste.


FUENTE:
1._Baratta, A. (1986). Criminología crítica y crítica del derecho penal: introducción a la sociología jurídico-penal. Siglo xxi.
2._García Pablos de Molina, A. (2007). Criminología Fundamentos y Principios para el Estudio Científico del Delito, la Prevención de la Criminalidad y el Tratamiento del Delincuente. Fondo Editorial CEC INPECCP. Pag 310.


Artículos relacionados